Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

martes, 8 de enero de 2008

El dolor que camina (otra versión)

Este dolor que camina
es un silencio de daga,
es un susurro de espina,
que se adhiere como plaga
a mi piel blanquecina.

Este dolor que camina
sin descanso ni reposo;
es la vida clandestina
dentro del fondo de un pozo
que está lleno de creolina.

Es un gigante oprobioso,
es un cometa candente
que se estrella irreverente
sobre un planeta glorioso,
trocándolo en espinoso.

Es el misterio sombrío
de un silencioso estallido,
es el desierto en un nido
que está sembrado de frío;
es vega seca de un río.

Este dolor que atesoro
como si fuera dorado
es la ofensa del decoro,
es decoro maniatado
por un astuto soldado.

Es un error consumido
por la llama de la historia,
es la palabra notoria
que no conoce el olvido:
es el recuerdo perdido.

Es acaso el grito ausente
de aquél que nace dormido,
o es el llanto inconsecuente
del bebé recién nacido
que ya nace perseguido.

Es tal vez la alba simiente
de todo lo extrovertido,
o quizá lo introvertido
que se apoya en lo inclemente,
desconsideradamente.



Es el surco de la corriente,
el aluvión consumado
que; fiero, se ha desatado
arrasando con la gente
tan intempestivamente.

Es un enjambre de dardos
en continente extraviado,
es un plantío de cardos
en un terreno salado,
por mosquitos salpicado.

Es un ondear de bandera
en un campo de batalla.
Es una enorme muralla
sometiéndose a una acera,
descarada e insincera.

Es la escopeta malvada
en las manos de un infante,
es la sonrisa arrasada
por el infierno de Dante
bajo lluvias de diamante.

Es la prisión que atenaza
a todo sueño prohibido.
Es volar hacia el olvido;
saltando de una terraza
que la emoción despedaza.

Es engaño amenazante
este dolor comediante
que se ensaña conmigo...
que deambula conmigo
cual fuera mejor amigo
aunque se que es mi enemigo.

Este dolor contamina,
este dolor incinera.
Este dolor es la vera
de la esperanza asesina.

No hay comentarios: